La importancia de tener presencia en internet

22Nov 2015
Presencia en internet

Hablando con un cliente, me comentaba que hoy día todo el mundo tiene ya su página web. “No, qué va… aún hay empresas que ni disponen de ella ni en mente tienen dotarse de esa herramienta “, le contesté.

Y es que resulta abrumador el número de pequeñas y medianas empresas que por referirse a un mercado marcadamente local, desestiman una adecuada presencia en internet, con razones tan variopintas como “nuestros clientes no nos lo demandan”, “no tengo tiempo para dedicarme a eso”, “es un gasto innecesario” o “ya me entra suficiente trabajo”.

Como ejemplo dos datos:

El porcentaje de empresas con página web en España es del 76,6% cuando son de más de 10 empleados, mientras que en las de menos de 10, la cifra se precipita a un 18,9. O lo que es lo mismo, una de cada cuatro empresas de más de 10 trabajadores no tiene su propia página y 4 de cada 5 está en la misma situación si tiene menos de 10 personas trabajando en su seno.

Lo cierto es que hoy en día, prácticamente todo se busca en la nube. Debido a la ingente información que se puede encontrar sobre cualquier producto, servicio o conocimiento a nivel general, la rapidez a la hora de acceder a ella y la comodidad de poder hacerlo desde prácticamente cualquier sitio, internet se ha convertido en un aliado indispensable en nuestras vidas, tanto en la faceta privada como laboral.

Cuando buscamos algo, queremos una respuesta rápida, clara, concisa y directa. Por tanto, el foco de nuestra atención se centra principalmente en los resultados que se ajusten a esas premisas, y quien no esté situado en un puesto que le haga visible ante quien solicite esa información, sencillamente no sale en la foto.

Hasta ayer mismo, era aconsejable tener presencia en internet. Hoy, directamente es imprescindible. Pero además, no basta con estar, sino que es de suma importancia saber estar, tanto a nivel de posicionamiento como de diseño en general.

No en vano cuatro de cada cinco ciudadanos españoles ha hecho uso de internet de manera cotidiana en el último año.

Un pastel demasiado goloso como para obviarlo… ¿No crees?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *